<BGSOUND SRC="http://usuarios.lycos.es/furettoftp/Rocky-Gonna_Fly_Now.mid" LOOP=INFINITE>

13.2.05

A mí no me llames blogger

Llevaba un tiempo sin publicar ningún post (primera arcada), pero es que yo publico cuando me sale de los cojones, porque no soy un blogger (segunda arcada) que saque una gilipollez cada cinco minutos. Ahora toca una entrada metablógica (tercera arcada) y algo flame (cuarta arcada).

Yo empecé esta página sin saber de qué iba esto de los blogs y me alegra ver que no entro en el típico perfil de blogger y que mis contenidos no son los prototípicos tampoco. Mis motivaciones no las diré porque no estoy hablando bien de mí, sino mal de los blogs, ahora (exactamente la antítesis del típico texto del mundillo).

Me alucina cómo una subcultura patética como esta de la blogosfera (quinta arcada) puede tener a alguna gente tan enganchada; una cosa es leer lo que hay por ahí y otra entablar una lucha social en la que algunos emplean unas energía exageradas por una escalada absurda por un estatus artificial ridículo. No hablo de aquellos que usan el cómodo formato para dedicarlo a un tema del que sacan algo cuando hay algo que decir, hablo de esa subnormalidad de pose alternativa de los que se consideran geeks (los putos frikis de toda la vida que ahora se dan humos) y que se dedican a bombardear al mundo con sus paridas y opiniones sobre cualquier cosa haciendo notar claramente su insoportable vanidad, ciñéndose a una temática cool y a la ideología barata y de moda de lo políticamente correcto. Y lo peor es que no es una cosa exclusiva de chavalitos de veintipocos, que puede ser perdonable por la falta de personalidad y que todos solemos ser gilipollas a por esas fechas, lo peor es ver a señores ya mayorcitos haciéndose los guais y compartiendo la tónica del "ahora te dejo un comentario de buen rollo, ahora añado tu enlace, ahora con este post tan auténtico araño un puesto en el top de las mejores bitácoras". Igual alguien se cree que tener una página popular en una red cerrada de mediocridad es cosa de genios.
(Vomitona)

Y todo esto no quiere decir que no opine que el fenómeno de los blogs tiene su gracia y su interés, que tiene su coña (sólo a veces) leer a alguna persona normal entre tanta tontería de imbéciles que se creen cerebritos. Lo que lo estropea todo es precisamente lo que Borjamari critica con tanta razón: el ego como única razón de la existencia de la mayoría de los blogs. Por eso os jode tanto que no se calle. La mediocridad es perfectamente soportable, pero si se mezcla con engreimiento, es de lo peor.

4 Comentarios:

Anonymous Javi dijo...

Uy. Esta entrada del ínclito Tato me ha tocado la moral, seguramente porque me veo reflejado en algunas frases. Sí, es una entrada muy acertada, estamos de acuerdo, pero ¿y qué?

Yo me considero uno de esos gilipollas que necesitan publicar algo cada cinco minutos, y eso me mantiene unido al mundo. Te contaré una cosita: cuando empecé a vomitar en mi blog acababa de salir de una temporada en la que la idea del suicidio me obsesionaba. Descubrí el mundillo de los blogs y empecé a parir vómitos. Un día supe que había varias personas leyéndome, y que a algunas de ellas hasta disfrutaban con ello. Eso me gustó mucho. Es más, si me lee poca gente no será porque yo no quiera, porque lo cierto es que me gustaría ser leído por millares de fanáticos a los que poder vomitar en la cara. ¿Orgullo? Sí, claro que sí, y hasta egolatría si quieres.

A veces me paro a pensarlo y me parece todo esto muy lamentable, pero, ¿sabes una cosa, querido Tato? Mil veces prefiero sentirme un mediocre payaso blogovita que se envanece leyendo un comentario elogioso que volver a caer en la negrura de las ideas suicidas.

A un blog hay que darle la importancia que tiene, pero esa importancia varía para cada cual, y comprenderás que para los que no tenemos más que un patético blog esa importancia puede ser mucha. Mi blog es un juguete, una diversión, un entretenimiento, una manera de conocer gente a veces interesantísima, pero sobre todo es un desahogo y una manera de gritar al mundo intentando sacarlo de su letargo.

Pensemos ahora en los famosos Microsiervos, que por cierto parece que te refieres a ellos veladamente. Me gustan. Muchas de sus entradas no me interesan ni las puedo comprender (soy un analfabeto digital), otras no dicen nada, y otras se limitan a referenciar citas y entradas ajenas. Realmente aportan muy poco en relación con lo prolíficos que son, pero me gustan porque me presentan nuevos blogs y amplían mis horizontes. Y son poderosos, Tato, porque tienen una capacidad de convocatoria que debe ser tenida en cuenta. Sí, ya, tanto ellos como otros están continuamente dándole vueltas al tema de las estadísticas y de las posiciones que ocupan en las listas de blogs más visitados, pero quizá también lo hiciera yo si me leyeran miles de personas al día.

Déjanos, Tato. Déjanos arañar un poco de felicidad a esta perra vida, y deja que lo hagamos publicando idioteces en un blog o peinando bombillas.

Pero eso sí, a mí tampoco me llames blogger; anglicismos los justos. ¿Bloguero?, no me gusta cómo suena esa palabra, pero si bloguero es el que escribe en un blog, pues eso es lo que soy.

La entrada, por cierto, me ha encantado y la he leído varias veces hasta dar con la manera de exponer mi punto de vista. Una pena que Il Furetto Castrato esté aparentemente muerto.
ijhln

11/16/2006 04:18:00 p. m.  
Anonymous Tato dijo...

Creo que te falta mucha blogosfera que tragar. Tú no eres el tipo de bloguero del que trata la entrada, sino al que se refiere el párrafo "Y todo esto no quiere decir que no opine que el fenómeno de los blogs tiene su gracia y su interés, que tiene su coña (sólo a veces) leer a alguna persona normal entre tanta tontería de imbéciles que se creen cerebritos."

La gente de la que hablo (no son los microsiervos en concreto, nunca los he leído) es una mafia de gilipollas. Mejor que no destaques, o descubrirás la mierda de la que hablo. Espero que sigas sacando lo bueno que tiene esto de los blogs y que no te jodan el ambiente. Para ello, mejor que sigas con tus amigos y ni puto caso a la blogosfera elitista y mafiosa.

11/23/2006 01:34:00 p. m.  
Anonymous Pierre__Nodoyuna dijo...

Ahora sé porque no me agrega ni el Tato en sus feed jeje

Mi primera lectura en su blog y me ha sentado como un crochet directo al mentón, cojonudo.

Espero seguir leyendo sus ácidas entradas, que últimamente tengo el estómago revuelto de tantos pasteleos blogueros.

4/04/2007 06:41:00 p. m.  
Anonymous Pierre_Nodoyuna dijo...

Ahora sé porque no me agrega ni el Tato en sus feed jeje

Mi primera lectura en su blog y me ha sentado como un crochet directo al mentón, cojonudo.

Espero seguir leyendo sus ácidas entradas, que últimamente tengo el estómago revuelto de tantos pasteleos blogueros.

4/04/2007 06:51:00 p. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home